Almassora.com
 
 
Publicite
   
Inicio/ Noticias / CRÍTICA DE LIBROS: Camille, de Pierre Lemaitre

Noticias - Noticias Web - 08/11/2017

CRÍTICA DE LIBROS: Camille, de Pierre Lemaitre

iMG

Resumen y sinopsis:

«Un acontecimiento se considera decisivo cuando desbarata nuestras vidas por completo. Por ejemplo, tres disparos de una escopeta de repetición sobre la mujer que uno ama

Anne Forestier queda atrapada en medio de un atraco a una joyería en los Campos Elíseos. Tras recibir una paliza que la deja al borde de la muerte, tiene la suerte de sobrevivir... y la condena de haber visto la cara del asaltante. Su vida corre un grave peligro, pero Anne cuenta con la ayuda del hombre al que ama: el comandante de policía Camille Verhoeven. Este estará dispuesto a actuar al margen de la ley con tal de protegerla. Pero ¿quién es ese enemigo, y por qué ese empeño tan feroz en acabar con Anne?

La atmósfera y la escritura escalofriantes de este final de la tetralogía confirman una vez más el increíble talento de Pierre Lemaitre.

Camillees la definitiva última novela que protagoniza el comandante Camille Verhoeven. Tiene 40 años, antipático, duro y resolutivo. Mide solamente 1m. y 45 cts., debido a una madre fumadora que le transmitió hipertrofia fetal. Respira credibilidad y dolor; es un hombre que sufre. Muy inteligente Un buen personaje.

Su mujer es Anne Forestier, la víctima de una tremenda paliza, en la escena que inicia la novela: un atraco a una joyería, cuya descripción ocupa treinta páginas; impresionante por su dureza. Como un travelling cinematográfico que corta el aliento.

El escritor francés Pierre Lamaitre  tiene un sentido del humor muy peculiar. En plena descripción de una masacre se permite bromear: Los pollos también hacen eso cuando son decapitados, siguen corriendo. A los turcos les pasa algo parecido. Estos turcos irán al jardín de las delicias. Ya pueden dedicarse a sobar a las vírgenes ese par de gilipollas. O en otro pasaje de la novela: Una columna de humo negro empieza a ascender por encima de las naves industriales, en su mayor parte tapiadas, expropiadas por el Ayuntamiento para reconstruir encima. Al fin y al cabo es echarles un cable a la comunidad; se ve que uno puede ser atracador y tener además conciencia cívica.

En cuanto al aspecto formal, el relato transcurre en tres días y estos a su vez en horas. El autor no te cuenta la historia, la tiene que descubrir el lector. Está escrita a dos voces: En tercera persona, como narrador omnisciente, explica lo que les está sucediendo a Camille y a Anne y los describe como personajes. Y en primera persona, como narrador equisciente, en la piel del sospechoso; con visión limitada ––pues se trata de un disfraz––, que es la que transmite muy bien al lector. Dos puntos de vista alternativos que mantienen la tensión y le prestan una gran variedad a la trama.

El juego con el lector, es directo y sin hacer trampas, de modo obsesivo y absorbente. Como cómplices. Sabe cómo debe aventurar y sorprender en cada capítulo, marcando las horas implacables del tiempo. Es una historia verosímil, con apariencia de verdadero, aunque sea ficción.

Toda esta arquitectura supone un poco de lío para el lector no acostumbrado a los cambios narrativos del autor, que ha ido eligiendo una perspectiva u otra para darle mucho ritmo al relato. Son constantes los giros imprevisibles que dejan sin respiración.

Un gran escritor. Una novela tan absorbente como difícil.

Y, por tanto, recomendable.

                        Agustín Santos


Empresa


Empresa
Noticias Web


Empresa


Banner


Banner
   
Almassora.com Aviso Legal Mapa Web Contacto