Almassora.com
 
 
Publicite
   
Inicio/ Noticias / TODOS PIERDEN

Noticias - Noticias Web - 08/11/2018

TODOS PIERDEN

iMG

El día que a un espabilado se le ocurrió añadir un nuevo elemento a la tradicional usura, nació la banca. Hasta ese momento, el avaro habitual poseía una fortuna propia que prestaba a un interés leonino. Nuestro despierto inventor tuvo la genial idea de guardar el dinero de otros muchos ahorradores, a cambio de un discreto rédito.  Y ese dinero de todos lo prestaría (con acreditadas garantías y avales) a pobres desdichados, mediante un suculento interés.

El genial Groucho Marx sostenía: “Robar un banco es un delito, pero más delito es crearlo”.

La banca. - El dinero por encima de todo. Después del escándalo de las Preferentes, de las cláusulas suelo, del rescate bancario (que nos costó a los españoles 77.000 millones de euros, que jamás volveremos a ver), el vergonzoso fallo de la Sección Segunda del Tribunal Supremo ––para que los gastos de constituir un crédito hipotecario los pague el cliente–– tampoco ha sido una buena noticia para los bancos. Ni la esperaban, ni la querían. Es una decisión que perjudica aún más su nombre. La Banca sabe muy bien que, si les hubieran sentenciado a ellos con el pago del impuesto, lo repercutirían (como siempre) en el coste. Y santas pascuas.

Los jueces. - Después de que el 17 de octubre pasado una sentencia dictase que los gastos de la hipoteca los pagara el banco, el Presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo (Luis Díez-Picazo) convocó el Pleno “en vista de la enorme repercusión económica y social” de aquella decisión. Esta peregrina medida es insólita, no se había dado nunca. Nos llenó de estupor porque anulaba la doctrina consolidada en las tres últimas sentencias sobre esta misma cuestión.

El ajustadísimo resultado de la votación (tras dos intensos días de debate) por 15 a 13 da una idea de lo disputada que ha sido la sentencia. Pero lo peor ha sido la torpeza chapucera con que se ha llevado el caso. La enorme repercusión económica y social solamente se ha tenido en cuenta precisamente ahora y no, por ejemplo, en el caso de las Preferentes (de consecuencias económicas infinitamente mayores) o el asunto catalán (de una repercusión social tremenda).

El Tribunal Supremo en esta ocasión ha perdido mucha credibilidad y seriedad. Ha gestionado mal.

Muy pronto tendremos el asunto de La Manada y a principios de año el caso de los políticos catalanes. Precisamente el mismo día de esta sentencia, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en Estrasburgo, daba un tirón de orejas y cuestionaba firmemente el Papel de Otegui en ETA. Otro varapalo más a nuestra justicia.

Los clientes. – Poco dura la alegría en casa del pobre. Unas horas, apenas. Los firmantes de hipotecas se quedarán sin el dinero que creían que les sería reintegrado. Les ha dicho el Presidente del Supremo: “Estas son las reglas del juego de nuestro Estado de Derecho”.

Me recuerda demasiado a esa otra coletilla, que se dice por estas tierras: ¡Es lo que hay!...

Pienso que es una expresión reaccionaria y conformista. Me subleva. Me saca de quicio porque es retrógrada, de resignación beata, carca.

Ante situaciones, como la provocada por el Supremo, hay que criticar y exigir que se corrijan las leyes para que no se vuelvan a repetir casos así. Y aprender de una vez que esto ha sido una derrota del actual sistema judicial que se ha ido deteriorando ante la pasividad general.

Hemos perdido todos. Sobre todo, los ciudadanos.


Empresa


Empresa
Noticias Web


Empresa


Banner


Banner
   
Almassora.com Aviso Legal Mapa Web Contacto